Año Académico

Consiste en estudiar inglés durante, al menos, 14 semanas consecutivas. Tiene muchas ventajas: los alumnos no solo mejoran considerablemente su inglés, sino que expanden sus horizontes y se vuelven más independientes en el proceso. Además, conocen el país, hacen amigos de todo el mundo y se lo pasan genial. Una experiencia como esta también puede mejorar tu CV.

Puedes asistir al curso estándar de 22 clases a la semana o al intensivo, con 28. Comienzan cada lunes y los grupos tienen un máximo de 14 alumnos. El programa está disponible para todos los niveles, desde principiante a avanzado. Los que alcanzan el nivel de inglés de instituto o los nuevos que ya lo tienen pueden realizar dos programas dependiendo de sus requisitos individuales: preparación de exámenes (ESOL o TOEFL) o "English for Academic Purposes". Con las 28 clases semanales, puedes coger clases de inglés para negocios por las tardes y sacarte el certificado BEC al concluir.

Los alumnos reciben retroalimentación constantemente y evaluaciones de rendimiento a través de ejercicios semanales, tarea y evaluaciones para controlar el progreso. También se les asigna un coordinador que lo apoyará y estará disponible para hablar sobre sus objetivos personales. También pueden tomarse una semana de descanso cada 12 semanas, lo que alarga la estancia en siete días. El programa está adaptado para aquellos que puedan permanecer, al menos, seis meses fuera de casa y están interesados en conocer el país y su gente.